La fuerza de la simplicidad

Es fundamental para calentar y mantener calientes los alimentos sin perder su sabor ni las propiedades nutritivas.